VIII Emerita Lvdica

Este año ha vuelto a celebrarse Emerita Lvdica y este año, bajo un calor abrasador hasta de noche, así que mucho más mérito el de las personas que lo hacen posible para que los demás, disfrutemos.

VIII Emerita Ludica (2017)

Este año no he podido salir a hacer muchas fotos pero al menos pude echar un rato el viernes para ver la entrada de las legiones en la ciudad por el Puente Romano y algunas de las actividades en el Templo de Diana por la noche.

VIII Emerita Ludica (2017)

VIII Emerita Ludica (2017)

VIII Emerita Ludica (2017)

VIII Emerita Ludica (2017)

VIII Emerita Ludica (2017)

VIII Emerita Ludica (2017)

VIII Emerita Ludica (2017)

Cada año el evento se vuelve más participativo no solamente en lo que respecta a las asociaciones recreacionistas de Mérida y otras ciudades sino en que cada año hay más gente que decide vestirse de romano para sentir estos días de una manera especial (yo aún tengo pendiente el hacerme con un traje, pero todo llegará).

Si queréis ver algunas fotos más, podéis hacerlo aquí y, si queréis podéis echar un vistazo al programa de este año, por si decidís acercaros a Mérida en futuras ediciones; os espero.

Arco de Trajano (Mérida, Badajoz)

El “Arco de Trajano” de Mérida es una construcción de 15m de altura que en época romana daba acceso al Foro Provincial de Augusta Emérita (hoy Mérida).

Arco de Trajano (Mérida, Badajoz)

Pese a su aparente sencillez en realidad es una obra compleja con su doble arco unido y sus puertas laterales y además, la calle actual está más elevada que la de origen romano que pasa bajo él (el Kardo maximo, una de las principales calles en época romana con orientación Norte – Sur).

Arco de Trajano (Mérida, Badajoz)

En cualquier caso, hace que quien se sitúe a su lado se sienta pequeño. A mí, me gusta especialmente cuando empieza a iluminarse por la tarde y de madrugada, cuando nadie pasa por él.

Arco de Trajano (Mérida, Badajoz)

La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y este, es un lugar por el que pasan varios pasos en la ciudad y merece la pena verlo, independientemente de creencias religiosas. ¿Os animáis?