Manto nuboso

Cuando al Cielo le llegaron rumores de cuánto frío empezaba a sentir la Sierra a primeras horas de la noche, combinó en su laboratorio atmosférico masas de aire, presiones y temperaturas para fabricarle una manto nuboso que la protegiera de las bajas temperaturas. La Sierra, agradecida ante tal gesto, le regaló un gran día de primavera para que pudiera ser contemplado desde las alturas.

Manto nuboso