Pozo de San Juan Macías

Cuenta la leyenda, que en éste lugar de Ribera del Fresno (Badajoz), cuando San Juan Macías aún era un niño y un amigo suyo se encontraban en éste paraje cuidando de unos cerdos. En un momento dado, el amigo comenzó a llorar porque uno de sus animales había caído al pozo y temía que el dueño del cerdo le echara del trabajo. Juan Macías le invitó a rezar a San Juan Evengelista. Al mirar al pozo, observaron que el agua ascendió tanto que trajo sano y salvo al cerdo. Éste, es el primer milagro atribuido al santo ribereño.

Pozo de San Juan Macías

El lugar, aunque está a unos kilómetros del casco urbano de Ribera del Fresno es un lugar al que diariamente va mucha gente bien para coger agua del pozo bien por motivos religiosos (o ambos).