El “Cortijo Bonito” de noche.

Hace tiempo ya dediqué una entrada al “Cortijo Bonito” de Ribera del Fresno (Badajoz) y, desde que fui aquel día, tenía en mente volver para hacer fotos nocturnas. Finalmente, hace unos días pude llevarla a cabo con la ayuda de Jorge Pérez Díaz.

Algunas fotos iluminadas con flash, linternas… pero aprovechar la luz natural de una luna al 50%, también tiene su encanto.

Cortijo Bonito

Cortijo Bonito

"Cortijo Bonito"

Muy contenta con la experiencia. Seguro que repetimos pues el lugar ofrece inmensas posibilidades.

Cortijo “Bonito”

Entre mosaicos agrícolas se alza el cortijo “Bonito” de Ribera del Fresno (Badajoz).  Sus grandes puertas y ventanas te invitan a entrar no sin mirar a cada lado en cada paso que se da en su interior. Las luces y sombras producidas por la inexistencia del suelo de la planta superior dotan al lugar de una energía especial, apto para cualquier localización de una película de terror.

Cortijo "Bonito"

Cortijo "Bonito"

Cortijo "Bonito"

Además, el lugar, cuenta con su propia leyenda. ¿Qué más se puede pedir?

Los compadres

Dos jueves antes del Miércoles de Ceniza en la localidad pacense de Ribera del Fresno se celebra la fiesta de “Los Compadres”. El día se pasa con la familia y los amigos en el campo pero al anochecer, los vecinos de la localidad se acercan a una hoguera común para quemar a los compadres y compadrinos (versión infantil). Los compadres son muñecos de paja vestidos en los que sobresalen unos atributos genitales masculinos exagerados.

Los compadres de Ribera del Fresno (2015)

Los compadres de Ribera del Fresno (2015)

Los compadres de Ribera del Fresno (2015)

A aquellos que participan con esos peleles se les entrega una botella de vino, un chorizo y un pan con forma fálica. La fiesta está relacionada con la primavera y la fertilidad.

Para conocer más sobre esta fiesta tan peculiar, os invito a que veáis éste audio, en el que conoceremos también otras tradiciones del pueblo en estas fechas del año.

Pozo de San Juan Macías

Cuenta la leyenda, que en éste lugar de Ribera del Fresno (Badajoz), cuando San Juan Macías aún era un niño y un amigo suyo se encontraban en éste paraje cuidando de unos cerdos. En un momento dado, el amigo comenzó a llorar porque uno de sus animales había caído al pozo y temía que el dueño del cerdo le echara del trabajo. Juan Macías le invitó a rezar a San Juan Evengelista. Al mirar al pozo, observaron que el agua ascendió tanto que trajo sano y salvo al cerdo. Éste, es el primer milagro atribuido al santo ribereño.

Pozo de San Juan Macías

El lugar, aunque está a unos kilómetros del casco urbano de Ribera del Fresno es un lugar al que diariamente va mucha gente bien para coger agua del pozo bien por motivos religiosos (o ambos).